Convierten lujoso casino en refugio contra el huracán Florence

El dueño del Ocean Resort Casino en Atlantic City dijo que dará hospedaje gratuito a los afectados.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Casino funcionará como refugio para huracanes

    Acogerá a residentes de las Carolinas u otras zonas afectadas durante el huracán Florence. (Publicado jueves 13 de septiembre de 2018)

    El dueño de un casino de Atlantic City dijo el miércoles que recibirá a las personas que huyen del enorme huracán que azotará la costa este esta semana.

    Bruce Deifik dijo a The Associated Press que dará hospedaje gratuito en el Ocean Resort Casino a todos los que huyan de la tormenta hasta que haya pasado.

    Las personas deberán mostrar una identificación que demuestre que residen en el área amenazada por la tormenta.

    “Es lo correcto”, comentó. “Tenemos muchas habitaciones y las personas podrán quedarse hasta que haya pasado la tormenta”.

    Desde el espacio: impresionantes imágenes del huracán Florence

    [TLMD - LV] Desde el espacio: impresionantes imágenes del huracán Florence

    La Estación Espacial Internacional grabó al imponente fenómeno natural.

    (Publicado miércoles 12 de septiembre de 2018)

    Deifik no especificó límites geográficos para aquellos que podrían beneficiarse de su oferta. Pero estableció una definición liberal, al decir que todas las solicitudes razonables serán aceptadas siempre que haya habitaciones disponibles.

    “Deben demostrar que viven en un área amenazada con un impacto directo o que está en riesgo”, comentó. “Estoy seguro de que el 95% de las personas serán honestas. Siempre habrá algunos estafadores, pero si permitirles el ingreso a unos cuántos significa ayudar a la mayoría, que así sea”. 

    El casino cuenta con 1,399 habitaciones y reabrió en junio después de permanecer cerrado desde 2014. 

    Las Carolinas se preparan para la llegada del huracán Florence, que amenazaba el miércoles a una región en la que habitan más de 10 millones de personas.

    Georgia, Virginia, Carolina del Norte y Carolina del Sur han declarado estado de emergencia.