Habla familia de anciana que murió sin recibir ayuda

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Habla familia de anciana que murió sin recibir ayuda
    AP

    LOS ANGELES (California) – La familia de una mujer que murió después de que una enfermera se negara a darle respiración artificial, rompió el silencio y declaro que están contentos con el trato que su ser querido recibió. La tragedia ocurrió Bakersfield California, en el centro de vivienda para personas de la tercera edad llamado “Glendale Gardens”. Ahí Lorraine Bayless de 87 años sufrió un severo malestar y cayó desmayada, haciendo que una enfermera llamara al servicio de emergencia 9-11. La operadora dio instrucciones para que dieran respiración artificial a la anciana, pero la enfermera se negó, alegando que la política de la compañía era no intervenir y esperar a que llegaran paramédicos. La situación se rodeó de gran controversia, pues la mujer murió antes de que llegara el equipo de emergencia, haciendo que inicialmente, representantes del centro de vivienda, defendieran las acciones de su empleada, recalcando que solo siguió las reglas del lugar. Ahora han cambiado esta postura, afirmando que la enfermera no tenía un completo conocimiento de dichas reglas y que ella misma pidió un retiro temporal de su puesto mientras el caso es investigado.. Por su parte, la familia de la víctima ya hizo declaraciones al respecto, afirmando que era el deseo de su ser querido morir de manera natural y sin ayuda o intervención para extender su periodo de vida. También señalaron que ella estaba consciente de que los empleados de ese centro de vivienda no daban atención médica, y que ella aun así quiso vivir ahí. Los familiares de la víctima sorprendieron a muchos al dejar en claro que no piensan demandar o hacer algún tipo de acción para recibir dinero tras la tragedia, pero si dijeron que esta era una lección de la que todos podían aprender. Los familiares también dijeron: “Entendemos que lo que se escucha en la grabación del 9-11 sobre el incidente ha despertado preocupación, pero nosotros estamos en paz sabiendo que nuestra madre sabía las limitaciones que tiene Glendale Cardens. Lamentamos que este momento tan privado y personal, ahora este a un tamaño fuera de proporción gracias a los medios de comunicación”. A pesar de que la familia ya hizo evidente que no tiene quejas sobre como sucedió la muerte de su ser querido, la policía de Bakerfield investiga si la negación de la enfermera se puede interpretar como un tipo de delito. Otras autoridades regionales investigan si en ese centro de vivienda para ancianos se han cometido otros abusos, mientras que la asamblea de California ya estudia la manera de hacer leyes para este tipo de incidentes.