Obama promete más energía limpia

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Obama promete más energía limpia

    BOULDER CITY, NEVADA - El presidente de EE.UU., Barack Obama, prometió este miércoles seguir impulsando el sector de las energías limpias para no ceder terreno ante países como China y Alemania, al inicio de una gira enfocada en defender su política energética ante el encarecimiento de la gasolina. "No voy a renunciar a lo nuevo, a ceder nuestra posición ante China, Alemania y todos los otros competidores que están haciendo inversiones masivas en tecnología para energía limpia", afirmó Obama durante un acto en la mayor planta fotovoltaica en funcionamiento en el país, situada en Boulder City, en el estado de Nevada. Según Obama, actualmente hay en EE.UU. unas 5,600 empresas dedicadas a la producción de energía solar y que abastecen a 730,000 hogares en todo el país. De acuerdo con estimaciones de la industria, hoy en día hay cinco veces más energía fotovoltaica instalada en el país que cuando Obama llegó a la Casa Blanca en enero de 2009. "Hemos estado hablando de cambiar nuestras políticas energéticas durante 30 años (...) y hoy seguimos haciendo las mismas cosas", dijo Obama, que se comprometió a "desarrollar todas las fuentes disponibles de energía" mientras sea presidente. Desde que llegó a la Casa Blanca, Obama ha apostado por una política energética basada en reducir la dependencia del petróleo extranjero, a través del impulso de proyectos de exploración y explotación en EE.UU., y en convertir al país en un líder mundial en energías limpias. Esa política es la que defiende en la gira que le llevará entre este miércoles y el jueves por cuatro estados del país, en momentos en que el precio medio del galón (3.78 litros) de gasolina en EE.UU. ya ronda a nivel nacional los cuatro dólares. Mientras el empleo y otros indicadores de la actividad económica han dado muestras de recuperación, ese encarecimiento de la gasolina está afectando a los bolsillos de la clase media. En plena campaña electoral de cara a los comicios presidenciales de noviembre, los republicanos están usando ese encarecimiento de manera recurrente contra Obama, que lo achaca a factores externos como "la inestabilidad" en Oriente Medio y en torno a Irán y, a largo plazo, a la alta demanda de países como China, India o Brasil.